Archivo de la etiqueta: te dejo

Ya no te quiero

Estoy demasiado buena para el gordo del Carlo, lo sé.

Estoy demasiado buena para el gordo del Carlo, lo sé.

Jo, nenessss, de verdad que no sepo qué voy a hacer.

Es el Carlo, sí.

Son muchos y muy numerosos los amigos blogueros y tuiteros (casualmente, de sexo masculino) que llevan meses parlamentando conmigo para convencerme y hacerme ver que mi Carlo no me conviene.

No va al gimnasio.

No participa.

No escribe en el blog.

No me quiere.

Está gordo.

Y yo estoy demasiado buena para él.

¡Jopé!

Cuando Carlo me tiene hasta el moño, yo le digo la famosa frase esa de:

– Pos mira, cari, si sigues así, lo único que vas a conseguir es perderme.

A lo que él, jarra de cerveza bien grande y bocadillo de calamares en mano, me contesta:

– Mari: lloraré amargamente.

Pero se nota por sus ojos que no lo dice en serio. O sea, que es una ironía, un sarcasmo vil de esos.

Mi Carlo es una máquina en la cama, pero para otras cosas, ya véis, es un descastao y un desprendío.

¿Pos sabes qué te digo, cari?

¡Que ya no te quiero!

Te dejo.

Voy a camelarme a una víctima masculina, de esas que tienen tabletita de chocolate, visita a diario a sus amigos los mariconcetes del gimnasio y bebe sólo agua mineral y come proteínas libres de grasas (no, los calamares fritos no están libres de grasas, Carlo, coño, ¿cómo quieres que te lo explique?).

Un cuerpo serrano de los buenos, sí, eso quiero, para meterlo en la cama de día y de noche, y disfrutar de la belleza escultural del músculo en estado puro.

Un hombre que me quiera y me tenga llenita la nevera (porque tú, cari, eres un puto gordo y me la tienes siempre vacía, comiéndotelo tó).

Me tienes jarta.

Adiós.

Y llora.

Llora amargamente.