Archivo de la etiqueta: orgasmo

El orgasmo veloz

DSCF0240

 

Vengo de leer y de comentar en el blog de nuestro paisano http://malagasensual.blogspot.com.es , que hoy habla de los preliminares en las relaciones sexuales, y me he acordado del tema de la rapidez o lentitud en la llegada del orgasmo.

No sé cómo lo viviréis vosotros, pero yo he observado que el señorito este unas veces tarda un montón en aparecer y otras es un ansia viva y llega antes incluso de que puedas avisar…: “me voy a coooooooooooooooooorrer, ¡uy!”

No sé en qué va. Yo nunca he logrado encontrar una causa. Diréis que eso depende de lo caliente que estés y de lo que te excite la situación… Debería ser así, pero yo no lo tengo tan claro.

Yo a veces me he visto en situaciones que no eran especialmente sensuales ni excitantes, y sin embargo, ha sido llegar mi pareja, dar dos lametones o dos roces y ¡tate!.

Los eyeculadores precoces dicen que lo pasan mal en ese momento. Pues no creáis que las chicas no pasamos un poco de corte en esas situaciones… Una trata de disimular, pero cuando el hombre te conoce, sabe perfectamente lo que te ha ocurrido. Y claro, ahí suele empezar el cachondeo:

– Tía, ¡¡¡¡¿ya?!!!! ¿pero eso cómo va  a ser, si casi no te he tocado????

Y una empieza a sonrojarse y a inventar excusas:

– Hombre, no, pero ya ya ya, no, esto ha sido distinto, ha sido… no sé… otra cosa.

Pero claro, no cuela.

Recuerdo un novio pelín cazurro que tuve, que ante una de esas corridas precoces mías, que a veces me brotan de natural, se me quedó mirando descojonado y me soltó un brutal:

– Ozú, hija, tú estabas más caliente que una perra.

Al día siguiente lo dejé. No son esas formas de hablarle a una dama. Es como si tú te corres en tres segundos y yo te digo que estás más caliente que una patata asada al horno.

Hombre, que no.

Curioso esto de los orgasmos.

Otras veces, puede una estar esperándolos casi una hora y se resisten. Hasta que de pronto, caen.

Alguna que otra vez -muy rara- he llegado a no tenerlo, pese a todos los esfuerzos del hombre y pese a que la situación fuera excitante. Misterios del cuerpo humano.

Y me pregunto yo que a dónde irán esos orgasmos que guardamosssss, que no daaaamooooos, como dice la canción esa de los besos, jeje.

Mira que soy poeta.

Hoy, por cierto, os he dejado una foto de mi culo -que es también divino, como el resto del cuerpo, según podréis observar- porque debéis estar ya hasta la coronilla de tantas tetas…