Archivo de la etiqueta: homosexualidad

Quiero ser estereosexual

Como queréis que os explique que la Mari es estereosexual, a ver...

Como queréis que os explique que la Mari es estereosexual, a ver…

130720106011

La web de sexo liberal de la que os hablé anteayer, es una pesadilla.

No os metáis.

Aparte de una panda de pervertidos, allí encontraréis que el mundo está lleno de bichos bisexuales.

Un día sí y otro también, recibo poco sutiles amenazas del estilo…:

“Hola, María, mi chica y yo queremos conoceros, pero que sepas que ella en cuanto te pille, te come el chichi, porque es bisexual y le pones mucho”.

A ver, tranquilidad.

Vamos a serenarnos todos.

¿Qué es lo que pone en nuestro perfil? ¿Es que no sabéis leer, macho?

Pone:

E-S-T-E-R-E-O-S-E-X-U-A-L-E-S

Hasta un niño de primaria lo entiende: somos estéreos, oigan, y por tanto escuchamos perfectamente por las dos orejas…

¿O no?

Carlo, desde que me conoció hace cinco años, está empeñado en que me cambie al otro bando, al de las livianas, como él las llama cariñosamente.

Yo siempre le he dicho que vale, que me paso al bando de las livianas, el día que él se pase al de los livianos.

Ayer mismo apostamos: “mira, Carlito, yo me como un chichi el día que tú te comas una polla”.

Me ha dicho que OK, que sin problema.

Pero sé que no lo dice en serio, y por eso estoy tranquila.

¡Que no quiero ser bisexual, hostias!

Me gustan los hombres. Punto.

Me parece estupendo que los demás sean bisexuales, trisexuales o polisexuales.

Pero a mí dejadme y no me metáis en líos.

Y los de la web, a ver si paráis ya de asustarme con chichis, como a un niño cuando se le asusta con el coco.

“Nene, que va a venir el coco y el hombre del saco y se te va a llevar como seas malo”.

Y a mí me no me digáis más eso de:

“Mari, como no te portes bien, va a venir Santa Almeja de Carril a comerte el toto”.

¡Irse ya, coño!

¡Irse!