Archivo de la etiqueta: concha

¿Cómo se dice coño en español?

Foto0649
Parece mentira la cantidad de palabras que usamos para referirnos a los genitales femeninos.
Dicho de otra manera: para hablar del coño, vamos.
Cuando yo era pequeñaja, mi madre y mi abuela lo llamaban MINO. Imagino que es una forma culta de CHUMINO o CHOMINO. Ciertamente, no he oído a nadie más llamarlo así (lo de chumino y similares sí, pero mino a secas, la verdad es que no). Debe de ser una tradición familiar.
Luego están las formas cultas: vagina, pubis, vulva o genitales. A mí eso para ir al ginecólogo me parece bien, pero… ¿os imagináis decirle al maromo aquello de… “ay, cari, cómeme el pubis, anda va…”? No tienen nada de morbo y además queda superpijo.
¿Y qué decir de las denominaciones animalísticas? Las más conocida: CONEJO. Pero vamos a ver, hombres de Dios, ¿alguno me puede explicar en qué se parece un coño a un conejo????? Será en el blanco de los ojos, vamos. Porque ni tiene orejas, ni dientes, ni pega saltos…
Existen denominaciones que yo llamo “tímidas”, como LA COSITA, o ESA COSITA TUYA… Bueno…: sin comentarios.
Llegamos ahora a los moluscos: CONCHA (muy sudamericano esto), MEJILLÓN, ALMEJA, COQUINA. Bah, son poco originales, pero al menos tienen un pase, porque se parecen un poco en forma y textura. A mí especialmente me sorprenden los mejillones. A veces, limpiando mejillones y quitándoles las fibrillas esas que tienen dentro, me he encontrado con algunos que son clavaditos.
Veamos la forma romántica: MONTE DE VENUS. Manda cojones, sí. “Oh, amor mío, lámeme el monte de Venus como tú sabes…”. Fatal, oiga, fatal.
¿Y qué os parecen los nombres frutales?: Breva, higo, y en malagueño, ER JIGO, de toda la vida. Joder, qué brutos. Aunque en fin, si esas cosillas os parecen ricas, aceptamos puuuuuuuulpo.
Ah, y en la sección de frutos secos, tenemos LA PIPA. Ese es curioso, sí señor. ¿Será de calabaza o de girasol? ¿Peladas o con piel…? Oh, las grandes preguntas de la Humanidad…
LA RAJA, para camioneros (no vea, macho, sois más finos que un coral).
Por último algunos otros clásicos: CHOCHO, CHICHI, TOTO, TOTETE Y POTORRO. El último me recuerda a PITORRO, pero yo de eso no tengo.
Ea, ahí va el repaso. Me faltan un montón en la lista, seguro.
Si tenéis otros nombres originales, contádmelos, que los apunto en el listado de cosas extrañas, jeje.