Archivo de la categoría: sitios cambio pareja

Destrozando mitos

Aquí la Mari, con su mítico culo al aire.

Aquí la Mari, con su mítico culo al aire.

Me regañaba el otro día, en los comentarios, el amigo Malacatones -alias Pelusilla- porque dice que hago trizas todos sus mitos.

Y sí, es verdad, lo reconozco: soy una revienta mitos.

Siempre me ha gustado hacerlo.

Era yo un mico de escasos ocho o nueve años, cuando me pasaba horas escribiendo y reinventando historias que -en esa época- hacían las delicias de los niños (en su versión original, quiero decir). Pero yo cogía a los personajes famosos (de novelas, cuentos, dibujitos animados o pelis) y los reinterpretaba con grandes dosis de mala leche. La típica mala leche femenina, vamos.

Recuerdo con mucha guasa que, cuando esas historias caían en manos de algún adulto, se llevaba las manos a la cabeza y me echaba la bronca.

Pero mis hermanos, estaban deseando leerlas y se descojonaban con mis barbaridades. A ellos les encantaban.

Fui creciendo, y mi gusto por destrozar mitos y leyendas creció conmigo.

Y un buen día conocí al Carlo, que no sólo machacaba con saña los mitos, sino que se los comía con patatas y escupía maricones (esto último es una parrafada de una película que no recuerdo cómo se llama…).

Así que eso era justo lo que a mí me faltaba… Mi destroza-mitos gemelo había llegado.

Y así nos va, retroalimentándonos un día sí y otro también.

Dos buenos se han juntado.

Los mitos y las leyendas son aburridos.

Y están para eso: para joderlos vivos.

Como las piñatas, pero con mitos.