Archivo de la categoría: pareja de malaga

¿Hacemos buena pareja?

Carlo me va a cambiar por una gordita.

Carlo me va a cambiar por una gordita.

Muchos swíngeres y seres humanos, opinan que es fundamental que la pareja esté compensada.

A mí, la verdad, me da igual: mientras el chico se parezca a Brad Pitt, a mí la parte femenina de la pareja no me hace falta que tenga ningún otro requisito.

¿Pero qué pensáis vosotros?

¿Creéis que debería cambiar al Carlo por un chico monumental como yo?

¿Debería el Carlo cambiar a la Mari por una jembra entradita en carnes como él?

¿Se haría así justicia universal?

No sé por qué sospecho que el Carlo no está por la labor. Y la verdad, no lo entiendo.

Los gorditos son gustositos y adorables. Yo disfruto con gorditos. ¿Por qué no iba Carlo a disfrutar con una gordita como él a su lado?

Yo tengo hueso na má.

Pero claro, por si no lo habéis notado, Carlo es pijo swínger como el que más.

Muchos piensan que somos una pareja descompesada.

Pues descompensada lo serás tú, zorra, porque yo estoy estupenda.

Carlo tampoco está descompensada: está sencillamente gorda gordísima.

A nosotros nunca jamás nos han dicho eso de “qué bonita pareja” o “qué buena pareja hacéis”.

Qué va.

Lo que nos dicen -a nuestras espaldas, eso sí- es: “Mira, ahí va el puto gordo con la tía buena”.

Sí.

Envidiosos.

Swíngeres.

Yo es algo que llevo muy mal, lo confieso.

Desde pequeña he soñado con tener a mi lado un príncipe azul perfecto, con perfil griego y ojos también azules, con el que poder pasearme del brazo, orgullosa, delante de mis amigas…

Y oírlas repetir eso de: ¡Qué buena pareja hacéis!

Una mieeeeeeerda para mí.

El microchip swinger

¿Y tú? ¿Te has implantado ya el microchip swinger?

¿Y tú? ¿Te has implantado ya el microchip swinger?

Ya he leído varias veces eso de las pulseritas swinger, u otros distintivos para que los swíngeres se reconozcan entre ellos.

Se ve que los swíngeres son menos sensoriales que -por ejemplo- los homosexuales.

Éstos úlitmos aseguran -pregúntale a cualquiera que conozcas y te lo confirmará- que ellos se reconocen nada más verse y que nunca se equivocan. Con los que yo he hablado, nunca han sabido explicarme cuáles son las señales que los delatan, pero juran y perjuran que mirándose a los ojos, ya se dan cuenta.

Pero los swíngeres están hechos de otra sustancia y no tienen ese tipo de superpoderes.

Así que necesitan dispositivos externos de swingerlocalización o algo parecido.

También he leído en más de un sitio a algunos  swíngeres, proponiendo que las redes sociales regalen a sus usuarios algún tipo de medallita, pin, pulsera o similar para que así se pueda reconocer a esta especie de bicho libertino.

Que digo yo, que mucho mejor que eso sería un microchip subcutáneo, como los que se le ponen a los perrillos y a otras mascotas. Y a ser posible que lleven un dispositivo integrado de geolocalización y batería de titanio.

Así puede uno ir paseando por ahí  con su móvil inteligente (si el tuyo es tontito, no sirve), un programita GPSwinger al efecto, y saber si la parejita con pinta bichos que se viene acercando a ti por el pasillo de los congelados del súper es normal o es swinger (verás cuando lean esta entrada mis amigos swíngeres y descubran que he dicho eso de”normal o swinger”: se me van a poner hechos unas locas histéricas).

En realidad la idea del GPSwinger fue del Carlo, que el otro día me decía que debería existir, porque para los homosexuales ya existe. Carlo me explicó (referiéndose al Gaylocalizador) literalmente que:

Y funciona como el GPS del coche.
A doce metros, gire usted a la derecha…
Recalculando maricones
¡Ha llegado usted al maricón del barrio!

Orgía de gordos

MUÑECO+MICHELIN.bmp

 

Como todos sabéis, el próximo día 18 de julio se celebra en Málaga capital, el DÍA DEL ORGULLO GORDO.

¿Te has sentido alguna vez discriminado por los pijos swingers a causa de tu sobrepeso?

¿Te han dicho “contigo no, gordo” al acudir a una cita?

¿Alguna vez te has quedado solo en una orgía porque nadie quería tratos con un gordo?

¿E hinchado? ¿Te has sentido hinchado alguna vez, como si retuvieras líquidos o tuvieras gases?

Si estás en alguno de los anteriores supuestos, deberías mostrarte orgulloso: estás gordo y eres adorable. Y lo sabes.

CarloyMaría organizan una fiesta en Málaga capital para todos los swingers gordos de España (sólo parejas, eso sí).

Vente.

Antes mira las fotos de Carlo: si estás más delgado que él, no eres bienvenido y nadie querrá follar contigo.

Si estás igual o más gordo, envíanos un mensaje adjuntando ticket de peso de farmacia autentificado ante notario (el ticket, no el peso de farmacia), y te mandaremos una invitación.

Será un placer meteros en nuestra cama.

Tu cuerpo es el más sensual. Te desesamos.

Deséate y serás deseado.

La única delgada pija swinger admitida en la fiesta seré yo, claro.

¡¡Swíngeres gordos de España!! ¡¡¡Yo os invoco!!!

¡¡¡Fiestaaaaaaaaaaaaaa!!!

¡¡¡Síiiiiiiiiiiiiiiii!!!

 

 

 

Cara culo, tú

 

Toma DNI, Caraculo

Toma DNI, Caraculo

Hace nada, me dio por crear una cuenta en Caralibro, de Carlo y María, para este asunto de los intercambios de pareja.

Echaba yo el rato con ella, leyendo historias y conociendo a nuevos bichos swingers.

Me entretenía, vamos.

Pues ni a quince días me ha llegado el juguetillo nuevo.

Esta mañana nos suspendieron la cuenta por incumplir sus políticas, según dicen.

Quieren que nos identifiquemos, aportando DNI, pasaporte o bla bla bla, porque lo dicen sus políticas.

Es como si la alcaldesa de mi pueblo -que es también política- me dice que le enseñe el DNI cuando voy dando un paseo por la plaza… Sí, hombre, sí: a ti te voy a dar yo mi DNI. Pronto.

Y digo yo que las políticas esas del Caraguardiaciví podían dimitir o algo, ¿no?

¡Caradimisión!

Desde el primer día que hice el alta, ya empecé a leer con inquietante frecuencia, que al personal le cancelaban las cuentas una y otra vez. Por usuarios envidiosos que los denunciaban, según decían, en la mayoría de los casos. Aunque lo cierto es que la razón principal de los bloqueos era la subida a sus muros de fotos de desnudos, fotos eróticas, pornográficas, vídeos del mismo estilo…

Nosotros nunca subimos material de ese tipo, porque ya estábamos al tanto de cuáles eran las políticas estrechas de Cararabodetoro.

Supongo que a Caraculo no le gustan los chichis ni las pollas. Cosa que es muy respetable. Y en tu casa, puedes meter -o no-cuantas churras, tetas o coños te dé la real gana.

Los usuarios volvían una y otra vez a darse de alta, después del bloqueo, lanzando sapos y culebras por los deditos, tal y como quedaba demostrado por los mensajes de protesta que imprimían en sus muros…

A mí ni de coña se me ocurre volver a crearme una cuenta. Si a Caranabo no le gustan los intercambios de pareja, yo no vuelvo a Carapolla ni que me paguen un sueldo vitalicio.

Dicho lo cual, sólo resta comentar que si alguno de los seguidores de Caracaca, llegaron hasta nuestra web y pueden leer esta entrada, que sepan que no hemos desaparecido voluntariamente de Cararepollo.

Simplemente nos suspendieron la cuenta.

Y no. No volveremos.

Aquí tenemos nuestra casa y -por ahora-podemos expresarnos libremente, poner fotos de pollas, tetas o del agapornis macho del vecino…

Cara…col.

Es la primera vez que me pasa

Mmmm, qué rico estoy.

Mmmm, qué rico estoy.

A medida que uno va avanzando en el tema de los intercambios de pareja, se encuentra con cierta frecuencia que a muchos hombres -sobre todo cuando son principiantes- esto les viene grande.

Están -teóricamente-entusiasmados con la idea de hacer intercambios, deseando que llegue el día, haciéndose pajas mentales y manuales en las jornadas previas…

Y sin embargo, cuando llega el ansiado momento y se ponen manos a la obra, el órgano protagonista no les responde.

Y no hay tu tía.

Empiezan entonces unos y otros a hacerse los despistados, los carraspeos, las frases de consuelo típicas como “estás cansado” o “estás nervioso” o “eso va a a ser de la pastilla de la migraña”…

Y el pobrecillo soñador fallido, antes o después acaba soltando aquello de:

“Os juro que a mí esto es la primera vez que me pasa”.

Sí, sí, claro. Eso decís todos.

Bromas aparte, es algo que te encuentras mucho.

Unas veces por nervios, otras por inseguridad, otras por problemas previos, el caso es que sucede.

A mí que algo así ocurra o deje de ocurrir, me la trae el pairo.

¿Por qué?

Pues porque Carlo siempre la tiene dura y no le falla en ninguna situación ,salvo que haya pillado una cogorza de campeonato.

Entonces, en esas situaciones en que el otro chico falla, yo lo que hago es -disimuladamente-irme pegando a él (al Carlo), hasta que -en un descuido- me lo follo.

Hombre, claro. Que a eso he venido yo.

Si tu maromo no puede cumplir, te las apañas tú con él, guapa.

Carlo no falla nunca porque él simplemente se imagina autofollándose a sí mismo.

Y como él vive pletórico de sí, y se ama más que a nada en el mundo, es imaginarse ahí desnudo, sensual, moreno, con su piel cálida y morbosa, y tan follable… que se le pone tiesa del gusto toda la noche.

Es lo que tiene quererse tanto.

Carlo se ama y se autodesea con pasión.

Amores perros.

Pero siempre firmes.

Pubicidad sexista

Uso mi pubis para pubicitar manzanas. ¿Qué pasa?

Uso mi pubis para pubicitar manzanas. ¿Qué pasa?

Soy una pubicista. ¿E o no?

Soy una pubicista. ¿E o no?

Por PUBICIDAD sexista debemos entender aquella en la que se utiliza el PUBIS para anunciar cosas.

A mí la pubicidad sexista me gusta. Es barata, cómoda y cualquiera puede hacerla.

El resultado es bonito, como ocurre en el caso de mis fotos.

Mi madre siempre me ha dicho que las manzanas son buenas para la salud.

¡Que comáis manzanas, coño!

¿Eres guay?

No somos guays, ojo.

No somos guays, ojo.

Carlo -además de un puto gordo- también es un creído.

A veces tiene sueños de grandeza y piensa que no debemos confirmar con antelación nuestra asistencia a algunas fiestas, porque podríamos ser un reclamo para otros swingers depredadores…

Hombre, reclamo reclamo reclamo el Carlo, va a ser que no.

En todo caso podría serlo yo, que estoy bien buena.

Por suerte, en esta relación, yo soy la miembra más modesta y la  única con sentido común.

En todo caso, Carlo dice que es que -aunque esté algo relleno- él es la alegría de la huerta. O dicho de otro modo:

I am the enjoy of the vegatables garden.

Tú lo que eres, Carlito, es un happy boniato.

Mucha huerta y mucha alegría, pero los swingers no te quieren ver ni en pintura.

A mí tampoco es que me adoren, pero bueno, tener tetillas es una ventaja.

El problema fundamental es que los swingers son todos super guays y gustan de la gente guay.

¿Y qué tiene Carlo de guay?

Carlo no es nada guay.

Es un capullo con patas.

No es guay.

No somos guays.

Y cuando no molas mogollón, no eres bien recibido en la Happy Swinger Comunity, que es como la Iglesia esa de los Mormones, pero con gente desnuda y muy salida.

Pero ándese el boniato caliente, y ríase…

¡Ríase la gente!

Carlo el Tántrico

Estoy hasta el coño del Tantra.

Estoy hasta el coño del Tantra.

Dice la RAE que, entre otras cosas, EXTRA significa “fuera de”, y a veces “superior a lo normal”.

Pues a todos los efectos, os digo yo que Carlo es un tipejo EXTRAORDINARIO.

O sea, que es más verdulero y dice más tacos que la media…

No hombre, no.

Significa que está más allá de lo normal, de lo que se considera ordinario y habitual. Y en mi opinión, en muchos aspectos, está por encima de, con el sentido de “mejor que”.

Y la gente no está acostumbrada a las cosas diferentes.

La primera vez que compartí cama con ese gordito raro, hace ya cinco años, reconozco que también me quedé extrañada: aquel barrigoncito risueño ni gritaba de placer, ni temblaba de la pasión, ni estaba salido. Tampoco se corría en cero coma. Es más: tardó cerca de dos horas en correrse, para mi desesperación. Recuerdo que ya tenía yo agujetas hasta en la lengua y no sabía qué postura coger, ni de dónde sacar fuerzas para seguir follándome a aquel demente que disfrutaba entre mis piernas…

Cinco años después, ya lo veo muy normal y sé que, sencillamente, Carlo es así.

Pero ahora que hacemos intercambios de parejas, vuelvo a darme cuenta de que la mayoría de los chicos no tienen nada que ver con Carlo en temas de cama.

Rara es la pareja que no me pregunta al respecto, después de haber intimado. Más de uno y una se queda preocupado porque creen que Carlo no ha disfrutado lo suficiente, porque es que… “no se corría”.

Entonces yo les explico que eso en él es lo normal, y que en realidad, ha sido una sesión de las que él considera “rápidas”, porque lo habitual es que tarde bastante más.

Supongo que Carlo, cuando hay gente que aún no lo conoce, por consideración, abrevia un poco, y sobre todo, porque algunas personas esa noche quieren dormir y no esperar cuatro horas -bostezando- a que el gordito se corra de una vez.

A mí a veces hasta me dan ganas de pegarle,  cogerle del cuello y gritarle: ¡¡¡PERO CÓRRETE YA,  CABRÓN, QUE ME TIENES HASTA EL COÑO!!!

No lo hago porque él es masoca y eso es lo que él quisiera… ¡Que se joda!

Pues mirad, sí, os lo voy a decir de una vez ya por todas: Mi Carlo es que es Tántrico.

Nadie es perfecto.

¡Vuelve, Mari!

En los últimos días, ha llegado a nuestra redacción un aluvión de e-mails, de lectores que imploran el perdón de María (la del blog, no la Virgen).

Mi perdón, vamos.

Casualmente, todos me enviaban el mismo tema musical adjunto (el que encabeza esta entrada), pidiéndome que volviera.

Me gusta mucho romper los corazones de los hombres.

Los hombres son mis víctimas.

Adoro verlos llorar.

Pero vamos, que lo tengáis claro: no pienso regresar con vosotros ni quereros otra vez.

Pesados, que sois unos pesados.

¡Quered a otra!

REGLAMENTO SWINGER

¿Te gusta la libertad?

¿Te gusta la libertad?

REGLAMENTO  SWINGER

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Consagran los artículos 16 y 17 de nuestra Constitución, el Derecho a la libertad, incluido el de la libertad ideológica.

Es misión de los poderes púbicos reglamentar las libertades de los ciudadanos y poner puertas al campo, no sea que se nos escapen los bichos.

Así, en uso de su soberanía popular, el Carlo I Rey de Málaga, y la Mari II Su Real Consortija, han aprobado por unanimidad la norma de desarrollo de los Diez Mandamientos Swingers, dando lugar al presente

REGLAMENTO SWINGER DE 9 DE ABRIL DE 2015

 

TÍTULO I-DISPOSICIONES GENERALES

 

Artículo 1. Objeto de este Reglamento.

El presente Reglamento es de obligada observancia en todo el territorio nacional, incluida Cata la Uña, las provincias vascongadas, Ceuta (en Melilla no hace falta), y el Peñón de Gibraltar, y tiene por objeto imponer reglas detalladas a la libertad sexual de los ciudadanos, pues para eso están las libertades: para que puedan ser reglamentadas exhaustivamente.

Artículo 2. Ámbito de aplicación.

Este Reglamento resulta aplicable a:

  • Lagartijos swíngeres.

  • Bichos.

  • Liberales de chichinabo.

  • Individuos a los que le es aplicable el status de “mi abuela es más liberal que tú”.

  • Porretas.

Artículo 3. Definiciones.

Por swíngeres o liberales de chichinabo, se han de entender aquellos animalitos asilvestrados que, creyendo ser libres, no lo son ni saben serlo, y se sienten tremendamente ofuscados cuando detectan a personas que sí disfrutan y hacen un correcto ejercicio de su libertad individual, ya sea sexual o de otra índole.

 

TÍTULO II-PRINCIPIOS SWINGERS

 

Artículo 4. No me robes mi marido, zorra.

El marido o la esposa no se quitan. Los títulos de propiedad matrimonial despliegan plena eficacia jurídica ante terceros, y sobre todo ante segundas, terceras o cuartas zorras.

Artículo 5. ¡Otra vez nos han plantado los gilipollas!

Las citas sólo se cancelarán por motivos de caso fortuito o fuerza mayor.

Artículo 6. ¿Y para eso hemos venido?

El tiempo es oro. Se considera menos oro cuando se trata de plata con un baño dorado.

Artículo 7. Significado del término NO.

A efectos de este Reglamento, la palabra NO significa “vale, pero te vas a enterar”.

Todos los ciudadanos deben sentirse en todo momento libres de decir NO, sin que por ello tengan que ser necesariamente objeto de represalias.

Artículo 8. Primera regla del club de la trucha.

La primera regla del club de la trucha es que nadie hablará sobre el club de la trucha.

Quedan exceptuados:

  • Las coquinas.

  • Las cocochas.

  • Los peces globos.

  • Los esturiones.

  • Los atunes.

Artículo 9. ¿Quién dices que eres?

Todos los ciudadanos tienen el deber y  la obligación de proteger a Anónimo, sin más límites que los que deriven de las leyes y de la constitución.

Artículo 10. Siempre higiénicos y guapos.

Se permiten el derecho de reunión con H2O, los lunes, miércoles y viernes de 8 a 8.45 horas a.m.

El jabón tendrá un PH del 5,123. Cualquier otro PH se considerará infracción y será sancionado.

Se exceptúan de la obligación de higiene los siguientes supuestos:

  • El pestazo a tabaco.

  • El pestazo a porro.

Las mujeres pueden usar ropa de apariencia sexi, pero única y exclusivamente en los locales liberales habilitados al efecto. Hacerlo en un bar de tapas, se considerará descaro y provocación.

Artículo 11. El honor swinger.

Es obligatorio criar fama y echarse a dormir al menos una vez al día, sin que entre un descanso y otro puedan transcurrir más de 25 horas.

La hora se considerará hábil a todos los efectos, salvo el miércoles ceniza, que no procede.

Artículo 12. Amistad, conducta, esfera personal y límites del mar territorial.

Es obligatorio ser un encanto, mostrar afición por la bisexualidad aunque no te guste, y fijar a 35 grados o más la calefacción.

Cuidado por donde navegas, porque todos los ciudadanos tienen el derecho de ejercer su soberanía sobre aquella zona de su propio océano que se extiende a una distancia de doce millas náuticas, contadas a partir de las líneas de base desde las que se mide su anchura.

 O dicho en otros términos: por el culo, no.

Artículo 13. ¿Ah, pero hay que usar condón?

Los swíngeres también son fértiles.

Incluso se reproducen.

TÍTULO III-DE LAS MEDIDAS PARA EL CORRECTO EJERCICIO DE LA LIBERTAD SWINGER

 

Artículo 14. Depilación.

Es obligatorio que el pubis del hombre y de la mujer se encuentre depilados.

El vello púbico, en ningún caso podrá exceder, en su longitud, de las tres cuartas partes de la mitad de un centímetro.

Su grosor máximo será 16,3.

No se admiten coletas, rastas, trenzas ni extensiones de pelo sintético.

El día habilitado para proceder al rasurado reglamentario, será el viernes, en horario comprendido entre las 19.17 horas y las 21.42, porque un swinger sólo folla los fines de semana y cuando su señora se lo permite.

Artículo 15. Calendario para follandillo.

Los swingers son todos libres e iguales ante la Ley, y follan cuando quieren.

Por ello, no está permitido follar ningún miércoles del año, el jueves santo, el viernes santo, ningún lunes, ningún viernes, ningún jueves ni ningún martes.

Los días se considerarán hábiles a todos los efectos. Los que sean inhábiles, no cuentan. Los naturales ya no existen. Los procesales no son como antes.

Los días habilitados reglamentariamente para practicar sexo o hacer el amor son los sábados y los domingos.

No se podrán habilitar otros.

Artículo 16. Espacios habilitados para follandillo.

No se permite tener relaciones sexuales ni en la calle, ni en casa, ni en el piso privado de Carlo y María, ni en el ascensor.

Los únicos espacios autorizados para ejercitar la libertad sexual se relacionan en el ANEXO I de este Reglamento.

Artículo 17. Sexo anal.

Con independencia del estado de las hemorroides del ciudadano o de su libertad de elección en materia de prácticas sexuales, el sexo anal tendrá carácter obligatorio.

No obstante, el ciudadano debe sentirse siempre y en todo caso, libre para decir “por el culo, no”.

 Artículo 18. Bisexualidad.

Por imperativo legal y por desarrollo reglamentario, todos los swíngeres se consideran libres y bisexuales ante la Ley.

No se admite ningún tipo de tendencia heterosexual y se prohíbe la libertad de expresión, siempre y cuando vaya dirigida a manifestar o defender el sentimiento hetero.

Todos los ciudadanos deben sentirse libres para decir “yo no como otros chichis”(ella) o “yo no deseo ingerir ajenas pollas” (él), pero mejor es estarse calladito y decir “bueno, ya veremos, que yo en realidad soy bicurioso”.

¡Y eso te lo comes!

Artículo 19. Squirting.

Todas las mujeres swíngeres quedan obligadas a practicar squirting.

La única persona habilitada para llevarlo a cabo es el Rey del Squirting.

Artículo 20. Procedimiento y régimen sancionador.

El procedimiento sancionador se iniciará previa denuncia de parte.

El incumplimiento de cualesquiera de las obligaciones impuestas en el presente reglamento, darán lugar a sanción.

Las infracciones se clasifican en leves, graves y muy graves, si bien desconocemos para qué.

Las sanciones consistirán en:

  • Bloqueo de usuarios en redes sociales.

  • Introducción de trols en los blogs del infractor.

  • Campañas públicas de desacreditación del infractor.

  • Manifestaciones contra el infractor por Calle Larios, portando pancartas con sus fotos desnudo.

  • Vacío.

  • Silencio.

  • Envidia.

  • Lujuria.

  • Muerte.

DISPOSICIÓN ADICIONAL PRIMERA: El artículo 1 de este Reglamento se entenderá siempre en concordancia con el artículo 3.

DISPOSICIÓN ADICIONAL SEGUNDA: El artículo 2, el 3 y el 5 no se aplican cuando sí se aplica el 6.

DISPOSICIÓN ADICIONAL TERCERA: El artículo 10, sumado al 12 y multiplicado por el 18, dan como resultado 251, y por tanto, en su aplicación se deberá estar a la Disposición Final, que fue modificada por la Disposición Adicional, que a su vez fue derogado y vuelta a entrar en vigor por la Disposición Transitoria de la Ley que introduce reformas al Reglamento reformado por la Ley Orgánica que reformaba el Real Decreto del año 84 antes de Cristo.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA: Entre tanto, vamos a aplicar mejor la disposición adicional tercera y la primera en sus tres cuartas partes.

DISPOSICIÓN FINAL: THE END.

ANEXO I

 

Para echar un quiqui tendrá el ciudadano que acudir obligatoriamente a alguno de los siguientes establecimientos:

  • PUB LIBERAL FRANCISCO FRANCO.

  • MORDAZA’S NIGTH CLUB.

  • BIG HOUSE ATADOSLAND.

  • CUATROCAMAS SWINGER`S NIGTH.

ANEXO II

 

No hay anexo II