El no novio

Yo tengo un no novio que me lleva a la Bahía...

Yo tengo un no novio que me lleva a la Bahía…

Supongo que casi todos recordaréis u os sonará la película y el libro de ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS.

Hay un momento en el que Alicia se encuentra con el Sombrerero Loco, la Liebre de marzo y el Lirón, y se ponen a celebrar una fiesta de no cumpleaños, que es aquella que se organiza los 364 días del año (o 365 en años bisiestos) que no coinciden con la fecha de tu nacimiento.

¿Os imagináis que gustazo estar de celebración, tarta, champán, té, comilonas o similares todos los días de tu vida, salvo uno anual?

Pues lo mismo pasa con el Carlo.

Sí.

Y es que me preguntáis tanto que qué es Carlo en relación conmigo, que llevo días buscando una definición exacta para él. Y creo que ya la tengo: Carlo es mi no novio.

364 días (365 en años bisiestos) de diversión y fiesta asegurada, salvo uno, que el gordo se echa una dormilona, porque está cansado de tanta juerga…

El Carlo es todo lo bueno que se puede tener de alguien cada día, sin que tenga que haber nada “especial”, como un cumpleaños.

Es, como le decía hace poco al bloguerillo Ellisto ( y el pobre lloraba de la emoción mientras se lo explicaba) , el ser humano más enamorado de sí mismo que he visto en toda mi vida.

Carlo se adora, con cada aliento de su espíritu, con cada gota de sangre que bombea su corazón, con cada salivazo de lengua que recorre su piel (XD)… Si no fuera tan gordo y tuviera más flexibilidad, se comería cada día a sí mismo su propia polla.

De verdad.

Mi no novio tiene una estatuilla de sí mismo a tamaño natural en el salón de su casa y cada mañana y cada noche se reza tres padresuyos y tres avemarías suyas también y se da las gracias por ser tan increiblemente increible.

Y no os podéis hacer una idea de lo maravilloso que es  poder contemplar a un ser humano tan rebosante de autocariño, tan llenísimo de autoamor. Es una fiesta continua de no cumpleaños.

Mi no novio es el animalito más fascinante de cuantos he contemplado en el planeta Tierra, con un corazón inmenso repleto de sí mismo, que de mayor quiere ser él.

No os esforcéis en entenderlo.

Para qué.

No podéis.

Sólo el ruiseñor comprende a la rosa.

Y vosotros aún sois palomitas cagonas.

Etiquetado:

4 pensamientos en “El no novio

  1. Ellisto Garcia 28/11/2014 en 16:07

    Bloguerillo dice la tia… pero guapo de cojones. Y hablando de cojones, la unica razon por la que los hombres tenemos columna vertebral es para evitar que nos estemos todo el dia chupando las pollas… y darles a las chicas alguna utilidad.

  2. mariaparejamalaga 28/11/2014 en 18:55

    Muñeco, que eres un muñeco XDDD

  3. Nestí de Malacatón 01/12/2014 en 10:04

    jajajajaja Joder, tienes razón… no podemos más que querer ser como el de mayor… aunque yo tambien me quiero lo mío, ahora que lo pienso… en fin, que yo casi ya he pillado lo que es el Carlo para tí, por desgracia tuya. Y que querré decir?? Pues que el puto gordo es tu NO novio, porque el quiere que así sea… tú, pequeño satelite que gira al rededor del gordo (curiosa metafora, ya que el cabrón está tan gordo que podría tener su propio campo gravitatorio…), pues eso, que tu no eres más que un insignificante satélite para el, que te has resignado a ser su no novia, aunque estás enganchadita a él hasta las trancas… no eres tú, es él.

  4. mariaparejamalaga 01/12/2014 en 12:03

    Sí.
    Y yo ni existía antes que el gordo…
    Un día me modeló (le salí tope maciza, eso sí), me puso pilas y me sacó a la calle.
    Y cuando él quiera, me apaga y me inexiste…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: