Cómele el coño a tu abuela

Aquí tenéis una polla: ya podéis estar chupándola toda.

Aquí tenéis una polla: ya podéis estar chupándola toda.

Carlo está ya hasta los cojones de que queráis comerle el coño, jincarle la polla hasta la epíglotis y lamerlo todo…

Cómo tengo que deciros, hostias, que el correo de la parte derecha del blog es de Carlo y no mío…

No, yo no tengo correo. Ni pienso tenerlo.

Carlo es mi secretaria. Las cositas sucias y las citas se las decís y pedís a él, respectivamente.

No sabéis, tíos, de verdad de verdad de verdad, lo feliz que hacéis a Carlo cuando cada mañana se despierta, mira su correo y se encuentra con tropecientos machotes que lo llaman María y le explican con detalle cómo, cuándo y dónde se lo van a lamer todo.

Carlo.

María.

Dos personas.

Distintas.

Carlo, hombre.

María, mujer.

Carlo, el macho afortunado, el del correo, las citas y las gestiones administrativas.

María, la tía buena de las fotos.

¿Capicci?

¿O queréis que os lo diga cantando?

 

Etiquetado:, , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: